La Colonia. Lejos de la agitación social

El cierre de las colonias forjó una imagen llena de tópicos, no sin justificación, que tuvo su origen en la prensa republicana y obrerista, que en uno de los primeros reportajes periodísticos realizados en España, firmado por Morote el año 1890, calificó de feudalismo industrial las duras condiciones de vida y trabajo, una imagen que fue contestada desde el utopismo social conservador por Prat de la Riba con su obra Ley Jurídica de la Industria (1898), que defendía las bondades del sistema de colonia industrial porque solucionaba la cuestión. social: alejaba del obrero del peligro revolucionario de las ciudades y le transmitía los valores de orden social y amor por la familia del campesinado tradicional.

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Colonias industriales, Curiosidades sobre el pasado fabril., Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s