La Colonia. La Escuela

La escuela, junto con la vivienda y la tienda, era el servicio más preciado de las colonias, tanto para los trabajadores que veían una oportunidad para sus hijos e hijas como para los industriales que encargaban a los maestros la educación de sus futuros trabajadores. Las escuelas de las colonias, como las de los pueblos y ciudades, separaban en aulas diferentes los niños y las niñas que aprendían materias comunes pero también específicas: los niños matemáticas, y las niñas labores y religión. En las colonias más grandes se crearon las escuelas y residencias para chicas trabajadoras, donde se formaban para ser buenas esposas y madres, excelentes trabajadoras en la fábrica y en casa. Cuando se convertían en madres podían disfrutar de un servicio muy importante, el de la guardería, que les permitía seguir trabajando en la fábrica.

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Colonias industriales, Curiosidades sobre el pasado fabril.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s