La Colonia. El dispensario médico

En los primeros tiempos, las colonias adoptaron formas de ayuda mutua y solidaridad, como eran las hermandades o sociedades de socorro, que a cambio de una módica cuota garantizaban asistencia médica y subsidios por enfermedad, invalidez y muerte. A primeros de siglo XX, el desarrollo de la legislación laboral y social hizo que las colonias progresivamente ofrecieran dispensario y asistencia médica regular. Las grandes colonias contrataron médicos residentes, mientras que las más pequeñas un médico de las cercanías pasaba consulta uno o dos días a la semana.

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Colonias industriales, Curiosidades sobre el pasado fabril., Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s