Dos ejemplos de proyectos para nuevos usos para recintos fabriles: La Fábrica CACI (Badalona) y La Igualadina Cotonera (Igualada)

El sector del cómic ya puede descorchar el cava. Su histórica reivindicación de conseguir que Catalunya tenga un museo dedicado a la historieta y a la ilustración dio ayer un paso de gigante al anunciarse que una antigua fábrica a pie de playa en Badalona será la sede del futuro centro. Sin embargo, la noticia se vio oscurecida por las discrepancias sobre el contenido de un museo que, como muy pronto, abrirá en el año 2013.
Mientras la Generalitat apostaba en su nota de prensa por un museo cuya misión sea «preservar, investigar y difundir el legado de los dibujantes catalanes», el director del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, Carles Santamaria, manifestaba visiblemente molesto: «El museo no se ha pensado solo con una función patrimonialista, sino como un centro de referencia internacional que acerque la cultura del cómic a la gente, y eso es imposible sin incluir a los grandes autores españoles y extranjeros».
Santamaria, junto a la Associació de Professionals Il.lustradors de Catalunya, coleccionistas y expertos forman parte de la comisión que desde hace tres años ha ido elaborando el proyecto en el que se basa el Pla Director del Museu del Còmic. De hecho, según Santamaria el texto del plan incluye «la adquisición de grandes tesoros del cómic mundial» y la posibilidad de exhibir a los autores catalanes junto a Escobar, Vázquez y figuras de la talla de Art Spiegelman o Hergé.
LA SEDE / La antigua fábrica CACI (Companyia Auxiliar del Comerç i la Indústria) fue levantada por Jaume Botey en 1899. Ahora es de propiedad municipal. Inicialmente alojó una empresa de cuellos de camisa pero, tras décadas en desuso, el interior del edificio está en ruinas y solo se conserva la fachada. Con unas dimensiones de 5.000 metros cuadrados, su rehabilitación exigirá una gran inyección económica que por parte del ayuntamiento de la ciudad se concreta en tres millones de euros procedentes del fondo estatal de inversión local (plan E). La Generalitat no ha hecho pública su aportación económica.
El futuro museo del cómic se encuentra a pie de playa, a pocos minutos de la estación de cercanías, en una zona que hasta hace poco era un cementerio de reliquias industriales. El equipamiento servirá también para dinamizar esta zona del frente marítimo de Badalona, que ahora tiene un uso residencial.

FUENTE: el Periódico de Catalunya (edición impresa del 19 de Diciembre del 2009)

FOTO: Autor/a sin especificar

Una antigua fábrica textil de Igualada, La Igualadina Cotonera, albergará el futuro Museu de la Premsa de Catalunya, un proyecto que impulsan el Ayuntamiento de esta ciudad y La Vanguardia a través de la Fundación Conde de Barcelona. La creación de este nuevo centro, único en nuestro país, fue aprobada anoche por unanimidad en pleno municipal. "La idea es revisar los últimos 130 años de la historia de Catalunya a partir de la evolución de la prensa y el periodismo, con el hilo conductor de La Vanguardia pero abierta a los restantes medios de comunicación", señala Antoni Dalmau, escritor y político estrechamente vinculado al mundo cultural –preside la Fundació Teatre Lliure-Teatre Públic– que se encargará de redactar el proyecto museístico. El Museu de la Premsa de Catalunya, que se encuentra todavía en fase embrionaria, abrirá entre finales del 2011 y principios del 2012, si bien el calendario podría variar en función de los trabajos de rehabilitación de La Igualadina Cotonera, edificio de alto valor histórico y arquitectónico declarado en 2006 Bien Histórico de Interés Nacional, pero que en la actualidad se encuentra en estado ruinoso. Creada en 1842 por Ramón Godó, en aquel momento alcalde de Igualada, y Oleguer Godó –hermanos de Bartomeu y Carles Godó, fundadores de La Vanguardia–, fue la primera fábrica de energía de vapor de Catalunya y en la actualidad se trata del único edificio que queda con la típica arquitectura de estilo manchesteriano (ventanas de dimensiones reducidas, columnas de piedra y estructura horizontal de madera).
El Museu de la Premsa de Catalunya se situará en las dos plantas superiores del edificio (de 675 metros cuadrados cada una, con dos anexos de 304 metros cuadrados por planta), mientras que en la planta baja está previsto el traslado del Arxiu Històric Comarcal d’Igualada.

FUENTE: Periódico "La Vanguardia" (edición impresa del 16 de Septiembre del 2009)

FOTO: Gemma Miralda

 

 

 

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s