Exposición sobre las Colonias Industriales

El Museo de Historia de Cataluña presenta la exposición Colonias Industriales sobre el fenómeno histórico y social de las colonias.

Colonia Cal Marçal

La muestra explica de forma didáctica y entretenida la vida alrededor de la fábrica y cómo funcionaban organizativamente y social (sus horarios y ritmos de trabajo, la vida social y el ocio de sus habitantes), al tiempo que muestra cómo eran arquitectónicamente y porque se situaban geográficamente en los lugares donde podían explotar los recursos naturales y donde se podían construir líneas ferroviarias de transporte de materias primas y mercancías.

Colonia La Farga de Bebié


Este fenómeno va ligado al aprovechamiento del agua como modelo energético catalán, un importante precedente en el uso de energías alternativas, y que tenía como trasfondo la falta de mayores fuentes de energía y materias primas.

Colonia l’Ametlla de Casserres ó Monegal

Pero la exposición también mira hacia adelante planteando las alternativas de futuro de nuestro pasado industrial, recuperando la memoria histórica (con especial atención a los testimonios gráficos y orales que los protagonistas o sus familias han aportado).

Colonia Vilaseca

La exposición ha sido comisariada por el historiador Carles Enrech y el periodista Xavier Martí y presenta un planteamiento museográfico de gran impacto y atractivo visual con el uso de audiovisuales y escenografías que recrean los espacios de las colonias.

Museo de Historia de Cataluña
Del 1 de diciembre de 2009 al 7 de marzo de 2010

Colonia Viladomíu Nou

Las colonias industriales son un fenómeno de alcance internacional nacido en Inglaterra durante los primeros tiempos de la Revolución industrial a finales del siglo XVIII. La colonia constituye un auténtico pueblo con todos los servicios: viviendas, tienda, escuela, casino, iglesia, teatro … destinados a los trabajadores de la fábrica. En Cataluña, durante la segunda mitad del siglo XIX, la dependencia de las importaciones de carbón y algodón extranjeras y la innovación tecnológica que supuso la turbina hidráulica pusieron en valor de nuevo los aprovechamientos hidráulicos, profusamente usados desde época preindustrial. La localización industrial en la campiña hizo necesaria la construcción de lo que se ha llamado colonia obrera, en continua transformación ante los retos de cada época.

Colonia de Salòu-Baurier

La localización de las colonias a orillas de los ríos tenía su origen en los problemas energéticos que afectaron a la industria catalana, carente de carbón autóctono, y los menores costes de la energía hidráulica respecto a la energía del vapor. La concentración en las cuencas del Ter y del Llobregat, cuando había otros ríos energéticamente más rentables, estaba relacionada con la existencia de carbón en las cabeceras de ambos ríos y con la llegada del ferrocarril a las minas después de destinar muchos esfuerzos . Con todo, el fenómeno colonial se extiende también en otras actividades industriales, especialmente en lo referente a las colonias agrícolas, pero también en las mineras, y en menor intensidad a las metalúrgicas y químicas.

Trabjadores de la Colonia Salóu-Baurier 

Webs de interés: www.mhcat.cat

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s