Sabadell. Recuerdos de una ruta por el pasado textil.

Sabadell con sus 200.000 habitantes, hasta los años 70 era una inmensa fábrica textil.  Sabadell  apuesta por la recuperación del patrimonio de la ciudad. Sabadell no tiene catedral ni edificios de autor, pero es memoria viva de la sociedad industrial que, a mediados del siglo XIX, hundió sus pies en el carbón y creció hasta los años setenta de este siglo.

Preservar el patrimonio industrial de Sabadell significa recuperar fábricas de vapor, molinos y almacenes y darles nuevos usos. Pero, sobre todo, conservar un particular trazado urbano en el que se mezclan los espacios de producción y los espacios de vida. La recuperación del paisaje del río Ripoll y de las construcciones que lo jalonan es una de las asignaturas pendientes de la ciudad. En los márgenes del río se encuentra el vapor Ca la Daniela, construido hace 150 años. Ca la Daniela, una pieza arquitectónica catalogada, ardió por última vez en 1996. Las máquinas ya no rugen, las sirenas de las fábricas no marcan el tiempo. Queda, eso sí, una persistente sordera en los más viejos. En aquellos que trabajaron jornadas de 14 horas en las fábricas textiles que convirtieron a Sabadell en la Manchester española, la primera ciudad lanera del país. Algunos ciudadanos de Sabadell recuerdan que el ruido de las máquinas era una constante en las calles . En sus mejores épocas en la ciudad funcionaban a un tiempo hasta 90 vapores. Entre los muros de esas fábricas se tejían, además del famoso paño de Sabadell, los movimientos obreros de principios de siglo. Hasta los años 70, «todo Sabadell era una inmensa fábrica textil». En los años 30, la ciudad tenía 50.000 habitantes y el 90 por ciento de la mano de obra activa trabajaba en el textil. En 1960, Sabadell tenía 150.000 habitantes y el 75 por ciento trabajaba en el textil. Esta industria todavía da empleo a 7.500 personas, según el Centro de Información textil y de la Confección. A pocos kilómetros de Sabadell, Terrassa, la eterna rival desde los tiempos de la primera Revolución Industrial, cuenta con uno de los edificios más bellos de la arquitectura industrial europea, el vapor Aymerich, Jové y Amat, sede del Museo Nacional de la Ciencia y de la Técnica.

Vamos a dar un pequeño paseo por la Sabadell industrial:

1-Vapor Buxeda. Carrer Cervantes, 68. El Vapor Buxeda Vell (también llamado Vapor Buxeda o Can Buxeda Viejo) se construyó entre los años 1852 y 1854, por iniciativa de los hermanos Miguel y Domingo Buxeda. El vapor se utilizó desde un primer momento para la fabricación de tejidos de lana y algodón y los hilados de estambre y de lana. El vapor Buxeda Viejo fue el primer establecimiento industrial de la ciudad que en 1879 tuvo alumbrado eléctrico autoproducido por su máquina de vapor.
Arquitectónicamente, el vapor responde a la tipología habitual de esta fase temprana, una gran nave, que utiliza el hierro fundido como material para sus elementos sustentadores, y paredes de ladrillo visto, con una chimenea de sección circular.
Del Vapor Buxeda Vell se conserva la sala de máquinas (donde está la máquina de vapor semifijas Wolf del 1908) y la sala de calderas. Actualmente, el Vapor Buxeda Vell es la sede del Museo de la Industria Textil Lanera.

2- Vapor Codina. carrer Blasco de Garay, 17.El vapor Codina, estratégicamente situado cerca de la estación de tren, lo que le permitía recibir con facilidad el carbón procedente de Asturias e Inglaterra, construyó a partir de 1880. El proyecto se llevó a cabo por el ingeniero Manuel Folguera i Duran y del agrimensor y maestro de obras Francisco Renom i Romeu, por encargo del comerciante Salvador Codina.
Originalmente, ocupaba toda la manzana, aunque actualmente sólo se conservan algunas de las naves a cargo del Ayuntamiento. 

3- Vapor Badía. Carrer de les Tres Creus, 127. Actualmente es el Vapor que presenta mejor aspecto una vez rehabilitado y es una de las mejores bibliotecas del Vallés Occidental.

4- Vapor Pissit. Carrer d’Alemanya, 6. Vapor situado en preeixample de la Rambla. Organizado en torno a un patio central, las naves de telares y la sala de máquinas a su alrededor. Fue el primer Vapor de Sabadell, construido en 1843 obra de Durant i Sorts.

5-Vapor Turull. Carrer de la Creueta, 26. Vapor correspondiente a los primeros establecimientos industriales de Sabadell
que utilizaron la nueva energía, junto con Cal Pissis y Cal Rovira.

Estaba formado por una cuadra de planta baja, otra de planta
baja y dos pisos y otra de cuatro plantas.

Actualmente, de las antiguas edificaciones solo queda la cuadra y la fachada, en la calle de la Creueta y la de planta baja, más cercana a la calle de San José.
 El establecimiento fue promovido por Pere Turull.  Las edificaciones se destinaron al arrendamiento.

La nave de la calle del Sol es una de las últimas muestras de vapores de bajos, piso y sótano.

 

6- Can Cuadras. En el margen del rio Ripoll, emplazado en los terrenos de Sant Oleguer, esta fábrica construida en 1873 por Cuadras i Prim, se dedicaba a tinte y apresto de tejidos. Todavía se conserva la chimenea original y las naves.

7-Cal Sec, en el margen del rio Ripoll. Propietario: Coromines, Salas y Cía. construido en 1858
Dedicación: Hilatura, tejidos y tintes.
Elementos: Complejo organizado entorno a un patio. Cuadros de planta baja y planta alta y piso. Propietario: Coromines, Salas y Cía.
Dedicación: Hilatura, tejidos y tintes. Grupo de construcciones organizado en torno a un patio y chimenea de unos 30 metros.
Cuadros de planta baja y planta alta y piso. La estructura original presenta una formulación en planta muy simple, una nave o cuadra alargada de 15 metros de ancho por 85 metros de largo y con la sala de las calderas en un extremo, desde donde se proyectaba la transmisión de la fuerza motriz, paralela al eje mayor de la cuadra. Actualmente Grau S.A. y en actividad.

 8- Ca la Daniela. Margen derecho del rio Ripoll. Conjunto fabril con construcciones de dos periodos diferentes: Las naves del antiguo Vapor del Sec y las naves racionalistas de la segunda mitad del siglo XX. En los años noventa se incendió pero se reconstruyó respetand el estilo y los volúmenes de antes del incendio.



 

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sabadell. Recuerdos de una ruta por el pasado textil.

  1. Recuerdo que en cualquier lugar de Sabadell se oia el ruido de los telares y el olor a estambre. Ha cambiado mucho esta ciudad desde entonces.

  2. edu dijo:

    Por cualquier zona que pasases,escuchabas el sonido de los telares de lanzadera y las sirenas de vapor de las fabricas.En la actualidad todo ha cambiado por pisos,restaurantes y discotecas.Llevo 28 años en el textil y me siento como un superviviente de una gran catastrofe.

  3. Joaquín Medina Aguilar dijo:

    tengo treinta años de esperiencia como tejedor,he trabajado con todo tipo de telares,empezé con los de espada.Si alguien sabe de algun sitio que necesiten tejedor por favor llamenme.Tambien se de contramaestre.662.12.69.41.Joaquín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s