Sabadell, lana y lino.

La industria textil más importante durante los siglos XVI, XVII y XVIII fue la lanera, seguida (a mucha distancia) por la del tisaje de lino. En 1559 se creó el Gremi de Paraires (más tarde llamado Gremi de Fabricants) para establecer las reglas del oficio y favorecer el crecimiento de la actividad textil. A lo largo del siglo XVIII Sabadell tenía otras actividades industriales importantes, como la alfararía y la papeleria

Durante el siglo XIX pasa a convertirse en ciudad industrial, destacando la instalación de la primera máquina de vapor en una fábrica textil (1838) y la fundación de la Sociedad de Amantes de la Agricultura y la Industria de la Ciudad de Sabadell, que se preocupaba del abastecimiento de agua para la industria la población, tema siempre grave para Sabadell. El año 1877, mediante un real decreto del rey Alfonso XII, la villa de Sabadell obtiene el título de ciudad. En aquel momento contaba con unos 18.000 habitantes, un número que se irá incrementando con la inmigración procedente del resto de Cataluña, de Alicante, Murcia y Valencia. La actividad económica se desarrolla básicamente entorno de la industria textil. La especialización en la producción de tejidos de lana transforman Sabadell en el primer centro textil lanero del Estado

De los 2.000 habitantes que había a principios de siglo se passa a los 23.294 (censo de 1900). En cuanto a las infraestructuras, durante la segunda mitad del siglo llegó a la ciudad la línea de tren que la conectaba con Barcelona y Tarrasa, se instaló el alumbrado público en las calles del centro (primero de gas y más tarde eléctrico), y se hicieron las primeras cloacas.Las primeras casas se construyeron mayoritariamente por gente trabajadora que empezaba a comprar un terreno y poco a poco se hacía su hogar. Normalmente, ya vivían en Sabadell en casas de alquiler; había parejas jóvenes que vivían realquiladas y el ensanche les daba la oportunidad de no alejarse de Sabadell, y a la vez tenían su puesto de trabajo cerca, en las grandes fábricas que, a finales del XIX y principios del XX, con la expansión de la industria textil, se instalaron progresivamente.

"Alguna de estas fábricas también facilitaba viviendas de alquiler a sus trabajadores: hileras de casas todas iguales, normalmente de una sola planta estrecha y larga, con una escalera….
Las primeras industrias fueron las de Puncernau, Seydoux, Vapor Llonch y Vicenç Planas. Después, la Espanya Industrial y la Industrial Estambrera.” (…). Otros equipamientos importantes para la ciudad y para el barrio son las nuevas instalaciones del Club Natació Sabadell, ya en funcionamiento, y la futura estación de Renfe. A lo largo del rio Ripoll, a su paso por Sabadell, se concentra gran cantidad de antiguos vapores y molinos. Actualmente los vapores van adquiriendo nuevos usos, como museos, escuelas taller, centros deportivos, etc.

Abajo, las nuevas instalaciones del Club Natació Sabadell, aprovechando el espacio que dejó un viejo Vapor en Can Llong.

 

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s