El Rec Comtal…S.O.S., peligro

La carta que envía un lector a “el Periódico” publicada en la edición del 15 de Junio de 2009 me ha asustado una vez más: la historia se vuelve a repetir. Según explica el autor de la carta, unas obras en la Plaza de les Glóries junto a la Torre Agbar ha dejado al descubierto y ha dañado el centenario Rec Comtal. El autor se pregunta si serán conscientes del valor de esta joya de la arquitectura hidraúlica. Lo cierto es que esto ya pasó en unas obras en La Sagrera cuando derribaron la fábrica de Inoxcrom y después en las obras del metro del Arc de Triomf. Entonces parece ser que las reparaciones se hicieron bien. Esperamos que la incidencia de Glories sea subsanada correctamente. Entrados los años 70 del siglo pasado, prácticamente toda la ciudad de Barcelona estaba urbanizada. En Sant Andreu, sin embargo, todavía quedaban huertas, masías con producción agrícola y alguna que otra oveja suelta. La razón se llama Rec Comtal y los historiadores aseguran que tiene cerca de 2.000 años. Se sabe que la Barcino Romana se abastecía de agua por dos canales. El uno procedía de la sierra de Collserola y el otro, del Besós, cerca de Montcada. Y se cree que la acequia Comtal construida por el conde Mir –de ahí la calle Regomir: Rec del Mir— en el siglo X no era sino una reconstrucción de aquella vía de agua romana. De ahí su bimilenarismo: desde la Barcino romana hasta nuestros días.No es poco. Porque además es bien sabido que solo los núcleos que saben proveerse de la suficiente cantidad de agua constante optan al desarrollo y la supervivencia. Hacia 1700, el Rec Comtal ya suministraba energía a 13 molinos harineros y regaba las tierras de Sant Andreu y Sant Martí. Es entonces cuando comienza el uso del canal como suministro de agua a la ciudad de Barcelona: se desvió agua para regar los árboles de la Rambla, pasando por el barrio de la Ribera, y suponía la única fuente pública de agua de lugares como el populoso barrio de Sant Pere. Hay que tener en cuenta que el crecimiento demográfico e industrial de Barcelona en el siglo XVIII multiplicó la necesidad de agua hasta niveles desconocidos. Ya desde la época medieval, los curtidores y demás artesanos del textil usaban para sus labores el agua procedente del Rec Comtal. Por eso, la zona de Sant Pere de las Puellas y Portal Nou se convirtieron en área industrial de este sector, porque el Rec entraba en la ciudad por esos barrios.En 1877 la necesidad de agua llevó a construir una mina en Montcada i Reixach que aumentó considerablemente el caudal. De hecho, de esa mina todavía mana agua. ACEQUIA RELEGADA / Con la urbanización y la modernización de finales del siglo XIX, la gran acequia fue perdiendo importancia. Sin embargo, siguió regando las tierras de Sant Andreu hasta bien entrado el siglo XX. Y por eso, en los campos de lo que ahora es un distrito de Barcelona, se podían ver ovejas y masías en pleno funcionamiento mientras al resto de la ciudad llegaban el 600s y los Beatles.Aún hoy, algunas obras de la zona de Sant Andreu o Sant Martí dejan al descubierto en sus perforaciones tramos del olvidado Rec Comtal que durante dos mil años ha permitido a Barcelona llegar a ser lo que es hoy. El recorrido del Rec Comtal, lo podeis ver en este PDF: http://www.elperiodico.com/EDICION/ED080210/CAS/CARP01/PDF/g033dR97.PDF

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en S.O.S. patrimonio en peligro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s