Curioso artículo de Hemeroteca…


En la fotografía de arriba, Don Jacinto Octavio Picón.

“Barcelona. Impresiones de un madrileño”
Artículo publicado en las columnas de “El Siglo”, órgano de los grandes almacenes de éste título, y periódico que llegó a ser una verdadera ilustración, firmado por el reputado novelista don Jacinto Octavio Picón y fechado en Barcelona a 30 de Abril de 1885:

“Dejando atrás las tierras siempre libres de Aragón y viendo a través de las ventanillas del tren dilatarse en la llanura de terruños rojos los ricos viñedos, entré en Cataluña con aquel sentimiento de amor patrio propio del buen español, pero también imbuido el ánimo de aquellas preocupaciones que caracterizan al castellano, para quien por un honroso egoismo, toda la historia nacional se expresa en una sola palabra: Castilla. Mi espíritu siempre enamorado de las gloriosas realidades de estos tiempos y soñador constante de las conquistas del porvenir, halló luego en la llanura de Barcelona, como tendidas en la extensión del campo y bebiendo su fuerza en la corriente de los ríos, mil y mil fábricas que tras sus muros ennegrecidos y bajo penachos de blanco humo, anunciaban ruidosamente que en su recinto se agitaba laboriosa, incansable, fecunda, la raza de esta ragión afortunada que supo ser antaño la reina del gay saber y que acierta a ser hoy la fuerza más vigorosa de la moderna civilización española. Mis ojos vieron entre los bosques de las chimeneas fabriles los huertos tranquilos del pobre y los jardines regios donde disfruta el rico gozando en paz el reposo bien ganado: vi un puerto cuyas aguas acogen a los buques de todos los pueblos extranjeros que vienen a pedir a nuestra industria cuanto producen las mas envidiadas gentes extranjeras; vi una ciudad vieja en que cada piedra conmemora una gloria de nuestras antiguas libertades, y una población nueva que surgió al caer las murallas de la tradición, como brota una vegetación lozana de entre las grietas de un sepulcro; y desde la llanura hasta el mar por cuya inquieta superficie se alejan hoy las naves llevando en su seno los productos del trabajo moderno, al modo que antes llevaron los guerreros más arriesgados, por todas partes veo aquí el hombre enseñoreado de la naturaleza, y lo que es aún más hermoso, señor de sí propio, endereza el ánimo a grandes empresas, las acomete con brío, las labra con constancia, y sabe convertir la voluntad en hechos, que es la conquista más grande reservada a la inteligencia humana. No importa que quien no conozca Cataluña dude de su poder, que ella se encarga de llevar por doquiera en tejidos de finísima urdimbre o en máquinas de fortísimo hierro la muestra de lo que pueden hacer sus hijos, hombres que siempre han tenido la virtud de empaparse del espíritu de cada época, siendo soldados cuando fue necesario pelear, obreros hoy que se hacen pergaminos de nobleza con los diplomas de las exposiciones. De esta virtud del pueblo catalán atestigua el aspecto que tuvieron y tienen sus ciudades. Las que antes fueron villas estrechas y almenadas que se cerraban al caer la tarde, como casa de hombre receloso, son hoy poblaciones abiertas cuyos campos se enlazan con líneas de hiero tendidas por el hombre para esclavizar a la tierra, y aquellos mismos lugares solitarios donde otro tiempo el viento formaba monótono concierto, está hoy sembrado de casas donde junto a la linde del camino surcado por las llantas de los carros, y ennegrecido por la hulla caida, tiene el obrero plantado su jardín. Así doquiera que la vista se encamine, los sentidos despiertan en la inteligencia respecto a esta región de España que pueda servir de síntesis en la historia de nuestro caracter nacional, porque ha logrado enlazar las glorias del pasado a las esperanzas del porvenir, pues ha tenido esa virtud del trabajo que despierta las fuerzas dormidas y las encauza a su antojo, convencido de que el calor de cada gota de agua reducida a vapor sirve para secar una lágrima vertida por una injusticia social.-JACINTO OCTAVIO PICON. Barcelona, 30 de Abril de 1885. En la foto de abajo, una vista del “Manchester catalán” (Poble Nou)

En la foto de arriba, podemos ver la alta densidad de fábricas en una ciudad aún amurallada.

Artículo publicado en este blog por cortesía de http://chimevapor.spaces.live.com/

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Curiosidades sobre el pasado fabril.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s