Central Telegráfica Marconi (El Prat de Llobregat)

El modernismo, como hecho arquitectónico, tiene sus manifestaciones mas relevantes durante la segunda década del sigloXIX. En El Prat de Llobregat, la pieza que constituye una auténtica joya, no solo arquitectónica sino, en su tiempo, como símbolo de progreso y modernidad, es el antiguo edificio de la Central Telegráfica Marconi, llamada así por la patente de las centrales que poseía Guglielmo Marconi, el inventor del telégrafo. Antaño ubicada en la finca La Ricarda y hoy integrada dentro del territorio ocupado por el aeropuerto de Barcelona-El Prat, se accedía por el camino de la Volatería. El proyecto se le encargó a Josep Puig i Cadafalch en 1911 por la compañía inglesa Marconi Wireless Telegraph, que contrató a un constructor local, Josep Monés i Jané, para que llevase a cargo la obra. El aspecto exterior de la Telegrafía de El Prat, es de una nave de paramentos blancos y cubierta de tejas rojas. La nave se levanta sobre una especie de zócalo que, en realidad, corresponde a una cámara de aislamiento y ventilación hecha con una estructura de pilares de hormigón y vueltas de mahón. Las ventanas y la cabecera central con la que está coronada, permiten adivinar la existencia de un piso además de la planta baja. De hecho, la planta baja contenía la sala de telegrafía y una zona de atención al público. El piso superior tendría que ser la vivienda del telegrafista, pero según testimonios orales fue un espacio de trabajo administrativo. Tenía el acceso por una escalera exterior. La cabecera central era escalonado a modo de pirámide, al estilo flamenco y se elevaba sobre la entrada. La Central Telegráfica Marconi, llegó a tener cinco antenas receptoras e 1915.Actualmente, la Telegrafía es el único edificio de estas características que se conserva de todos los que se construyeron en el Estado español, aunque su maquinaria, así como las grandes antenas que lo rodeaban, ya no se conservan –probablemente porque la Marconi se llevaba todo el material cuando la explotación dejaba de funcionar. En el año 1996 fue declarado Bien Cultural de Interés Local por el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat. El ente público Aena la ha restaurado y actualmente se halla en el interior del recinto aeroportuario. Se puede visitar previa autorización.

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s