Torelló y el pasado industrial

El municipio de Torelló se encuentra en el corazón de la Vall del Ges, un territorio del que forman parte también Sant Pere de Torelló y Sant Vicenç de Torelló. El término municipal, el sector septentrional de la Plana de Vic, limita al norte con Sant Vicenç de Torelló y Sant Pere de Torelló, al este con Santa Maria de Corcó, al sur con Manlleu y al oeste con Les Masies de Voltregà y Orís. Orogràficament, del relevo de Torelló sólo cabe destacar el Puig de la Guàrdia o de las Tres Creus, junto a Rocaprevera. Cabe destacar su bello casco histórico y el Santuari de Rocaprevera. En cuanto a las comunicaciones viarias, Torelló se conecta por carretera con los municipios vecinos de Manlleu, Sant Pere i Sant Vicenç de Torelló; al mismo tiempo también es junto a dos grandes infraestructuras viarias: la carretera C-17 de Barcelona a Ripoll y la C-37 o Eje Vic-Olot, que une Osona con la Garrotxa a través del túnel de Bracons. Finalmente, Torelló dispone de una estación de la línea de Barcelona a Puigcerdà.

La industria es la base del desarrollo de la villa de Torelló. La industria se centra principalmente en tres sectores de actividad: el metalúrgico, el textil y la torneria.
Después de la Gran Guerra la industria metalúrgica se decantó por la fabricación de maquinaria textil y el sector de la torneria. Posteriormente, el metal se convirtió en uno de los sectores más dinámicos, formado sobre todo por empresas de iniciativa local pero con control foráneo. Por otra parte, como sucedió en el resto del país, la influencia de los ríos fue clave para el establecimiento de las empresas textiles, aunque los gremios de los paraires y de los tejedores ya se habían constituido en Torelló el 1511. Los primeros intentos de industrialización moderna se hicieron entre los años 1860 y 1862, con las industrias de hilados de Balsas y la de Salvans y Compañía. En 1862 se instaló la primera máquina de vapor a la Fábrica de la Quadra, en la población, pero fue la situación del Ter y el Ges el factor que motivó la creación de varias pequeñas industrias, como la de hilados y tejidos Casarramona , en 1878, la fábrica Espona o Tarrés, hacia el 1866, transformada en la de Fuente Hermanos en 1902, y la fábrica Pericas o de la Coromina, creada sobre un antiguo molino del año 1874, que motivó la creación de una colonia de trabajadores.
 Iniciada en 1883, hay una iglesia dedicada al Sagrado Corazón construida en 1903. Como vigía de la colonia, se eleva cerca de ella, la Torre Pericás, diseñada por el arquitecto Josep María Pericás (hijo del propietario de la colonia)en 1924, convirtiéndola en su residencia particular.
El sector de la tornería es el mas tradicional, y el único bajo control local. Es una actividad muy arraigada en el Torelló que se extiende por el valle del Río Ges, donde se concentra el mayor número de empresas de toda Cataluña relacionadas con esta actividad. La torneria data al menos del siglo XIII, pero recibió un fuerte impulso a partir de mediados del siglo XIX, con la creación de los grandes talleres de cuerno y madera Pujol (1853) y Vidal (1854), seguidos pronto por otros, especializados en rodillos y bolos para las hilaturas y en objetos de cuerno para toneleros. Torelló dispone del intesantísimo "Museu de la Tornería".

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s