Colonia Pons (Puig-reig)

La Colonia Pons la fundó Josep Pons en 1875, aunque la fábrica no se inaugura hasta 1880, pues hasta el 20 de Enero de 1876 el Governador Civil de Barcelona no autoriza a utilizar 4.620 litros/seg de agua del Llobregat y a construir un salto de agua de 13,78 m. Las obras de la reclusa, la sala de turbinas, el canal y la fábrica duran cuatro años. Las viviendas de la colonia se empiezan a construir en 1876, y se instala en ella una tienda economato a modo de supermercado, pues en ella se puede comprar comida, carne, bacalao, sardinas, ropa, sandalias, aguardiente y cualquier cosa que se pudiese pagar con un sueldo. Al lado de la tienda se instala el "Café". Al mismo tiempo que se construia el el recinto industrial, se levantaba la muralla de 2m. y "l’amo", creaba el servicio de portería y el de sereno, pues los horarios de entradas y salidas eran muy estrictos. De 1875 a 1880 data la construcción de "la torre dels amos", edificio de dos plantas, golfas y bajos en medio de un jardín. En 1897 se inaugura "La torre nova", que habitan el matrimonio Pons-Roca, mientras la "torre vella", la ocupa el resto de la familia cuando vienen a visitar la colonia. En el año 1900, se inaugura "el xalet del director", figura clave para garantizar la producción y el orden cuando "l’amo" se dedicaba intensamente a la política (diputado provincial, senador y a partir de 1919 destacado miembro de Unión Monárquica Nacional). Entre 1886 y 1887 se construye la iglesia, el convento, la rectoría, la escuela  para niños y niñas, la residencia de niñas trabajadoras y el teatro. Estas obras finalizan en 1893, el mismo año que muere Josep Pons a la edad de 82 años, dejando la colonia totalmente acabada y a pleno funcionamiento. La actividad industrial continúa hasta 1995, año en el que cerró sus puertas. Actualmente la Colonia Pons continúa viva y en un buen estado de conservación.
 
 

Acerca de chimevapor

Soy un entusiasta del Patrimonio Industrial, de su estudio, localización, divulgación y colaborar con máximo compromiso en su conservación
Esta entrada fue publicada en Patrimonio industrial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s