Antigua fábrica de moneda "La Seca"

En el barrio de La Ribera, en la calle Flassaders nº 40, nos encontramos con “La Seca”, antigua fábrica de moneda próxima al Museo Picasso. “La Seca” nació el 17 de Junio de 1441, merced al privilegio otorgado por Alfons el Magnánim, aunque en su estructura aín conserva pilastras y algún arco de sillería del trescientos. A mediados del siglo XVII, tuvo varias ampliaciones y reformas. En el dintel, un escudo borbónico, que corona la entrada. Funcionó saludablemente hasta 1881, aunque con diversos cierres con matiz político, como fueron las consecuencias del Decreto de Nueva Planta y la invasión napoleónica. Hasta 1836, las monedas acuñadas aquí, llevaban la inscripción: “Principado de Cataluña”. También servía intereses particulares, pues en 1841 batió 75.000 onzas de plata por encargo de un comerciante. Después de su cierre, albergó un taller de curtidos, un almacén de droguería y una discoteca. Por fin “La Seca” será rehabilitada y tendrá un destino digno, pues el Ayuntamiento es el actual propietario.
Publicado en La Ribera | 1 Comentario

Una multinacional en Catalunya. La Colonia Borgonyá (1902)

 Desde mediados del siglo XIX, hay empresas originarias de Europa que, por conductos diversos, se instalaron en tierras catalanas. Pero es sobre todo a partir de la Primera Globalización, de finales del XIX y principios del XX, que se puede registrar la presencia significativa de multinacionales. En 1902, la empresa textil escocesa Coats, asociada con la catalana Fabra, construye en Borgonyá, una de las colonias industriales mas importantes : la "Fabra i Coats", la primera multinacional en Catalunya.
Publicado en curiosidades | Deja un comentario

Can Saládrigas, nuevo uso

La reforma de la fábrica de Can Saladrigas no acabará antes del 2011
La transformación de Can Saladrigas como equipamiento municipal no se contemplará antes del 2011. Si bien a principios del 2009 abrirá la esperada biblioteca en esta antigua fábrica del Poblenou, el presupuesto del ayuntamiento para el presente mandato no contempla inversiones para construir los equipamientos que irán en las dos últimas plantas.El motivo es que la previsión inicial era destinar esos espacios al museo de la cultura industrial, pero finalmente se decidió trasladarlo a la antigua fábrica Oliva i Artés, donde el legado industrial del Poblenou tendrá mayor prestancia. Según el concejal de Sant Martí, Francesc Narváez, todavía se tienen que decidir los nuevos usos. Entre las propuestas está ampliar la biblioteca o construir un equipamiento educativo en torno a las artes escénicas. En cualquier caso, ninguno de los proyectos se realizará este mandato porque no hay presupuesto.UNOS 25.000 DOCUMENTOSA la espera de que se concreten esos equipamientos, Can Saladrigas abrirá en dos meses la biblioteca, que llevará el nombre del historiador y miembro del archivo histórico del Poblenou, Manuel Arranz. Aunque la mayor parte estará en la primera planta, la entrada se ubicará en el hall del edificio. La sala de lectura tendrá 1.550 metros cuadrados y contará con 25.000 documentos, internet y zonas de revistas y diarios.El edificio cuenta desde el 2004 con un hogar del jubilado en la planta baja y albergará en la misma planta una sala de actos y el Centre Imaginaria Festiva, un espacio dedicado a la cultura tradicional, esto es a los gegants, capgrossos y bestiari del distrito de Sant Martí. Dispondrá de una parte documental, una escuela, un taller, un espacio para organizar debates y cursillos y una sala insonorizada.Según la asociación de vecinos del Poblenou, el “buque insignia” de los equipamientos del Poblenou, abrirá con mucho retraso. El vecino Joan María Solé recuerda que cuando Ferran Mascarell era el titular de la concejalía de Cultura, un cargo que dejó en el 2006, se comprometió a poner en marcha Can Saladrigas antes de las elecciones del 2007. Pero no fue así. Tampoco se consiguió que el edificio estuviera listo el pasado Sant Jordi, ni por la fiesta mayor del barrio, en septiembre.Las obras, que costaron unos 12 millones, acabaron el pasado julio. Los trabajos se complicaron porque se tuvieron que micropilotar los cimientos porque el peso podía ser excesivo.
Publicado en Poble Nou | Deja un comentario

Cal Prat

En el año 1870, Teodor Prat  compra unos terrenos para construir una fábrica de hilados y tejidos de algodón, y en 1871 de la mano del maestro de obras Joan Canals se levanta la fábrica y las primeras casas de los obreros. Posteriormente se levanta una iglesia, una torre para el uso privado del "amo", y mas viviendas. Muchos de los obreros viven en Puig-reig dada la cercanía, pero la colonia dispondría poco a poco de los servicios básicos para su uso de los que se quedarían. Cal Prat disponía de apeadero propio del tren Manresa-Berga desde 1885. Había teatro, hostal, barbería, iglesia, rectoría, torre del "amo",xalet del maestro, piso para la maestra y panadería. En los años 70, se empieza a abandonar la colonia y en los 90, Cal Prat cierra definitivamente sus puertas.
Publicado en Patrimonio industrial | Deja un comentario

El Raval industrial

A principios del siglo XVIII, las industrias empezaron a instalarse en medio de huertos, conventos y casas gremiales. La prohibición del año 1718 de importar tejidos estampados favoreció la aparición de la industria manufacturera. Entre 1770 y 1840 se produjo la industrialización definitiva del barrio del Raval. A partir de la segunda mitad de 1700 empezaron a aparecer nuevas calles con fábricas y viviendas para los trabajadores. Desaparecieron las casas gremiales o se subdividieron en muchas viviendas de alquiler para acoger a los numerosos campesinos que huían del hambre del campo (crisis agrícola de 1765-1766). Los trabajadores de las fábricas se quedaron a vivir en el Raval., cerca del trabajo. Este barrio se convirtió en el más denso de Europa y se aprovechó hasta el último metro cuadrado edificable. Entre los años 1783 y 1785, se instaló la industria Erasme Gònima y se levantó la mayor fábrica de tejidos, hilados y estampados de su tiempo.
Las jornadas de los obreros eran de doce horas (desde las cinco de la mañana hasta las ocho de la noche). En el año 1829, según el Padrón de Fabricantes, en el Raval había 74 fabricantes textiles, 2.443 telares y 657 máquinas de hilar. Destacaba la fábrica Bonaplata, instalada en la calle de los Tallers. Tenía entre 600 y 700 trabajadores y era la primera que se impulsaba con vapor. La culminación de todo este proceso fue la instalación conocida como casa-fábrica, donde coincidían las instalaciones fabriles, la representación institucional y la residencia del fabricante. Este es el caso de la España Industrial en el año 1839 en la calle de la Riereta. El Raval era el único lugar dentro de las murallas donde se podían edificar construcciones grandes, ya que era poco atractivo hacerlo en el exterior a causa de la inestabilidad política (Carlismo y bandolerismo). Además, estaba cerca de la salida natural de Barcelona como ciudad portuaria.
El mantenimiento de unos sueldos bajos, unas largas jornadas laborales, el cierre de las fábricas como demostración de fuerza de los fabricantes, la supresión de la sopa de caridad y la persecución de las asociaciones obreras hicieron que el 2 de julio de 1855 estallara una huelga bajo la consigna general del derecho de asociación y la jornada laboral de diez horas. Las revueltas obreras contra las mecanizaciones modernas y diversas epidemias de cólera llevaron a tomar la decisión de derribar las murallas en el año 1859 y permitir así la expansión urbana e industrial fuera de un núcleo urbano insalubre y fácilmente controlable por un movimiento obrero que empezaba a organizarse. El éxodo empresarial hacia la planura de Barcelona empezó a principios de los años sesenta. Una larga lista de fabricantes salían del barrio siguiendo las teorías higienistas de Ildefons Cerdà . En el nuevo modelo de ciudad, el Raval ocupó una situación periférica como barrio residencial obrero. A principios del siglo XX continuó teniendo una composición social eminentemente obrera. Los movimientos de los barrio alcanzaron una importancia que rebasó sus fronteras. En 1870 se celebró el Primer Congreso Obrero Español; el año 1871 el principal sindicato catalán de la época, el textil, se adhirió a la Primera Internacional, y en 1888, de la calle de los Tallers salió la convocatoria para reunir a todos los delegados del país para fundar la UGT en el mismo barrio.
Publicado en Raval | 2 comentarios

La Barcelona del siglo XIX

Esta vista de mediados del siglo XIX muestra la intensa actividad de la ciudad, a pies de la montaña de Montjuïc. A pesar del cinturón de murallas, Barcelona desplegaba su desarrollo industrial (al fondo, chimeneas de las fábricas del Raval) y su expansión comercial (a la izquierda, naves en el puerto; y a la derecha, la estación del ferrocarril), que en 1848 inauguró la primera línea, Barcelona- Mataró.
Barcelona reunía todas las condiciones para tener un rico, extenso y formidable Patrimonio Industrial.
Con esta primera entrada de presentación, comienzo esta andadura.
Chimevapor.
Publicado en Presentación | 5 comentarios

Colonia “Cal Marçal” (Puig-reig)

 

   Altitud: 425 m

 Población: 289 habitantes

 Historia 
La primera noticia documental que se ha encontrado de la fábrica de Cal Marçal es del año 1886 y hace referencia a la concesión del uso del agua del río Llobregat, como fuente de energía, para una fábrica de hilados y tejidos de algodón.  Esta concesión fue otorgada a la razón social "Antonio Fernández. Hijos y Compañia”, de Manresa.

 En 1915 los Torra se vendieron sus propiedades a la sociedad "Luís Pons y sobrinos", propietarios de la colonia vecina de Cal Pons y más adelante, en 1929, los Pons vendieron la fábrica de Cal Marçal a Josep Viladomiu y Santmartí , Propietario de Viladomiu Vell.

  El mismo año 1929 se empezó a ampliar la fábrica y en 1932 se instalaron unas nuevas turbinas que permitieron obtener más energía y mejorar la producción. Pronto, sin embargo, vino el estallido de la guerra y la miseria y las dificultades. La colonia no volvió a crecer hasta la década de los cincuenta.  Fue entonces que se construyeron nuevas viviendas, más servicios y la iglesia. Pese a que la fábrica se moderniza constantemente y se especializa en producción de sábanas y toallas, la fuerte crisis del textil que afectó, durante los años ochenta, toda Cataluña-y especialmente el Berguedà-acabó provocando el cierre de la fábrica en 1989 .  Hoy, sin embargo, dentro de los muros centenarios de una de las fábricas más bien conservadas de las antiguas colonias del Berguedà, y gracias a su moderno equipamiento, vuelve a hervir la actividad industrial adaptada a nuestros tiempos.

 Descripción 
En cuanto a su estructura, en la colonia de Cal Marçal podemos distinguir dos partes bien diferenciadas, definidas por una línea divisoria, la antigua carretera comarcal 1411.  Por debajo de la carretera encontramos, propiamente, la colonia, que consiste en una calle de once escalas de seis pisos cada una.  Esta calle se extiende paralelo paralelo a la fábrica.

A pie de carretera se encuentra la barriada de Cal Marçal, con edificios de uso, antigüedad y tipología diversa: pisos, viviendas unifamiliares, comercios y un antiguo cine, actualmente cerrado.  Entre estos dos núcleos diferentes encontramos la iglesia y los llamados pisos nuevos, construidos con la ampliación de la colonia durante los años cincuenta del siglo XX. 

A diferencia de otras colonias vecinas, en Cal Marçal no encontramos edificios que marquen diferencias según la posición social de los residentes ni tampoco encontraremos ningún edificio escolar (la escuela estaba situada en los bajos de una escalera de pisos). 

Espacios de interés 
La Iglesia: edificio construido a principios de los años cincuenta del siglo XX. 
La fábrica: construida en el año 1886. 
Playa de arrossegalls: situada entre la presa de Cal Marçal y la de Cal Vidal; popularmente conocida por "la playa de los calzoncillos".  Fuente de la Fábrica: se encuentra situada muy cerca de la fábrica.
Fuente Lejos: para llegar hay que seguir un sendero llano que sale de la Font de la Fábrica en dirección a la Fuente de la Pinassa.
Fuente de la Pinassa: desde este punto se puede disfrutar de una amplia panorámica sobre el Río Llobregat.
Fuente de la Granja: cercana a la carretera de Ferriol; al lado de la antigua vía del tren.
Fuente de la Gota: está situada junto al río Llobregat, entre Cal Pons y Cal Marçal. 
Caseta de los pescadores: Al lado del río, entre Cal Pons y Cal Marçal.
Vivero de truchas de río: junto a la Fuente Lejos. 
El Turó de la Senyera: Para disfrutar de una panorámica de Puig-reig y su entorno.

Publicado en Patrimonio industrial | 1 Comentario

La Colonia Borgonyá en el recuerdo

Esta mañana he estado de visita en el "Mercat de Sant Antoni", lugar en el que los Domingos por la mañana hay mercadillo de libros de ocasión, revistas antiguas y otros artículos curiosos para la venta e intercambio, cuando de casualidad he encontrado una postal de la Colonia Borgonyá (Sant VicenÇ de Torelló), fechada el 14 de Julio de 1951, con dedicatoria descriptiva del lugar en esa fecha. ¡Sin duda un valioso documento!.
Publicado en curiosidades | Deja un comentario

Colonia Pons (Puig-reig)

La Colonia Pons la fundó Josep Pons en 1875, aunque la fábrica no se inaugura hasta 1880, pues hasta el 20 de Enero de 1876 el Governador Civil de Barcelona no autoriza a utilizar 4.620 litros/seg de agua del Llobregat y a construir un salto de agua de 13,78 m. Las obras de la reclusa, la sala de turbinas, el canal y la fábrica duran cuatro años. Las viviendas de la colonia se empiezan a construir en 1876, y se instala en ella una tienda economato a modo de supermercado, pues en ella se puede comprar comida, carne, bacalao, sardinas, ropa, sandalias, aguardiente y cualquier cosa que se pudiese pagar con un sueldo. Al lado de la tienda se instala el "Café". Al mismo tiempo que se construia el el recinto industrial, se levantaba la muralla de 2m. y "l’amo", creaba el servicio de portería y el de sereno, pues los horarios de entradas y salidas eran muy estrictos. De 1875 a 1880 data la construcción de "la torre dels amos", edificio de dos plantas, golfas y bajos en medio de un jardín. En 1897 se inaugura "La torre nova", que habitan el matrimonio Pons-Roca, mientras la "torre vella", la ocupa el resto de la familia cuando vienen a visitar la colonia. En el año 1900, se inaugura "el xalet del director", figura clave para garantizar la producción y el orden cuando "l’amo" se dedicaba intensamente a la política (diputado provincial, senador y a partir de 1919 destacado miembro de Unión Monárquica Nacional). Entre 1886 y 1887 se construye la iglesia, el convento, la rectoría, la escuela  para niños y niñas, la residencia de niñas trabajadoras y el teatro. Estas obras finalizan en 1893, el mismo año que muere Josep Pons a la edad de 82 años, dejando la colonia totalmente acabada y a pleno funcionamiento. La actividad industrial continúa hasta 1995, año en el que cerró sus puertas. Actualmente la Colonia Pons continúa viva y en un buen estado de conservación.
 
 
Publicado en Patrimonio industrial | Deja un comentario

Colonia minera “La Botjosa”,Sallent (9-11-2008)

La Botjosa es una colonia minera que se construyó en los años 30 al lado del pozo minero y de la planta de tratamiento de mineral de la población de Sallent, para poder alojar en ella a los obreros y a sus familias.
La colonia cuenta actualmente con 150 casas repartidas en bloques dispuestos en hilera. Las casas son de una sola planta y todas iguales entre ellas.
En un principio La Botjosa seguía el clásico modelo de las colonias textiles, totalmente autosuficiente con todos los servicios básicos al alcance de sus habitantes, como por ejemplo la escuela, tienda economato, iglesia etc., la diferencia es que en vez de girar en torno a la fábrica, La Botjosa lo hace en torno a la mina. Ciertamente hay colonias textiles que contaban con el mismo tipo de viviendas: unifamiliares, en hilera, aunque en la mayoría de los casos disponían de pequeño jardín ó huerto a la entrada de la casa ó en la parte posterior. También las hay que compartían el mismo espacio huerto-jardín, eran las casas opuestas entre si separadas por dicho espacio, aunque la tónica general era la construcción de grandes bloques con pisos pequeños.
Actualmente la colonia está en pleno estado de degradación, muy descuidada, y se han derribado elementos importantísimos como el "local social" y numerosas viviendas. Además La Botjosa está coronada con el llamado "runam vell", 4 millones de toneladasde desperdicio salino que ocupa 13,5 hectáreas de terreno que perjudica al cemento de las casas y oxida el metal. Se observa que la iglesia está en un estado de conservación aceptable.
Me informan que en la colonia no recibe ayudas de mantenimiento de ningún estamento público, y que están dejando que muera por si sola en el olvido. Creo que está condenada al derribo, pues hay un plan de posible realojamiento de sus habitantes.
Publicado en Patrimonio industrial | 2 comentarios